Alimentacion

Crema de calabaza, tortitas de calabaza y calabaza frita: Tres recetas con calabaza para aprovechar sus propiedades nutricionales y beneficiosas.

La calabaza pertenece a la familia de las Cucurbitacea y se cosecha en Italia desde septiembre hasta finales de noviembre, especialmente en el norte.

Los orígenes son ciertamente antiguos y provienen de México, donde se encontraron semillas que datan de entre el 7000 y el 6000 aC, luego fue transportada por toda Europa y difundida por los españoles en el siglo XVI.

Los tipos existentes son diferentes y se distinguen por su forma y color , pero todos mantienen siempre las mismas propiedades nutricionales , así como los mismos beneficios para nuestro organismo. En los últimos años, las semillas de calabaza , ricas en proteínas y grasas buenas , también han demostrado ser un super alimento interesante .

Pero veamos ahora: las propiedades nutricionales, los beneficios y la mejor forma de utilizarlo.

Calabaza: propiedades nutricionales

La calabaza es realmente un muy buen alimento en dietas hipocalóricas , esto debido a que tiene un bajo contenido en carbohidratos y lípidos (grasas y azúcares), frente a una gran cantidad de fibras, vitaminas y minerales , tales como:

  • Calcio;
  • Fósforo;
  • Potasio;
  • Zinc;
  • Magnesio;
  • Selenio;
  • Betacaroteno;
  • Vitaminas B1, B2, B3, B5 y B6;
  • Vitamina C;

Basta pensar, de hecho, que por 100 gramos de calabaza sólo se toman 26 kcal , gracias al alto porcentaje de agua presente en su interior, prácticamente más del 90%.

Pero ahora veamos, más concretamente, los valores nutricionales por 100 gr de calabaza cruda:

  • Grasas : 0,10 g;
  • Carbohidratos 6,5 g, de los cuales azúcares 2,76 g;
  • Agua 91,6 g;
  • Proteínas 1 g;
  • Fibra 0.5 g;
  • Potasio 340 mg;
  • Vitamina C 9 mg;
  • Índice glucémico 64;
  • Colesterol 0 g (Fuente USDA);

Calabaza: beneficios

Los beneficios de la calabaza son realmente muchos; veamos lo más importante para nuestro cuerpo:

  1. Prevenir enfermedades cardiovasculares: gracias al betacaroteno, que contrarresta el envejecimiento celular, y al Omega-3, que reduce el colesterol y los triglicéridos en sangre, son muchos los beneficios sobre el sistema cardiocirculatorio;
  2. Ayuda en la regularidad intestinal: gracias al alto porcentaje de fibras y agua que también equilibran la propia flora bacteriana;
  3. Contra la diabetes: gracias a la alta presencia de fibra que ayuda a reducir la absorción de azúcar en sangre;
  4. Contra el insomnio y la ansiedad: gracias a la presencia de magnesio , que es un relajante muscular natural que facilita la relajación muscular y, huelga decirlo, beneficios físicos y mentales. También recordamos la presencia de triptófano , un aminoácido que ayuda a la producción de serotonina, una hormona del buen humor que ayuda a combatir el hambre nerviosa, el insomnio y la depresión;
  5. Contra la retención de agua: gracias a la presencia de mucha agua y potasio que favorece la diuresis, ayudando al organismo a deshacerse de toxinas y líquidos retenidos;
  6. Protección del tracto urinario: gracias a la presencia de cucurbitina , un aminoácido que se encuentra principalmente en las semillas de calabaza, con diversas propiedades antiparasitarias, útil contra la prostatitis y la cistitis;
  7. Nutrición para la piel, el cabello y las uñas: gracias a las vitaminas presentes y antioxidantes que hacen que la pulpa de calabaza sea excelente para la preparación de mascarillas y cremas para el cuerpo con pieles secas y deshidratadas o para fortalecer el cabello frágil;

Calabaza: como usarla mejor

Antes que nada, recuerda que las técnicas para cocinar calabaza pueden ser diferentes:

  • Al vapor : utilizando una vaporera o una olla a presión;
  • Hervido: hirviendo en agua con sal ;
  • guisado ;
  • Frito: cortar en cubos o rodajas y freír en aceite hirviendo;
  • Al horno en el horno : gratinado, por ejemplo, con una pizca de pan rallado por encima y la adición de hierbas aromáticas y especias;

Y todas sus partes se pueden utilizar sin desperdicio:

  • Pulpa : se utiliza para rellenos pero también para masas para pan, pasteles, magdalenas, tortitas, etc…;
  • Semillas : en pan, ensaladas o galletas (evidentemente, sin embargo, en comparación con el resto, estas tienen más grasa, por lo que es mejor no abusar de ellas);
  • Flores : excelentes mezcladas y fritas, o incluso en pizza o en pasta;

Pero ahora veamos juntos algunas recetas para cocinarlo mejor:

  1. Crema de calabaza

Ingredientes :

-1 kg de calabaza (prefiera la amarilla);

-1,5 L de caldo de verduras;

-1 nuez de mantequilla;

-1 ramita de tomillo;

-Sal al gusto;

-1 cebolla;

Dore la cebolla en la mantequilla, luego agregue la calabaza picada y cocine por unos 30/40 minutos, agregando el caldo gradualmente y a la mitad de la cocción la ramita de tomillo y sal. Ahora mezcle todo con una licuadora de inmersión y agregue parmesano para darle sabor. Sirve caliente con unos cubitos de tostada encima.

  1. Calabaza frita

Ingredientes:

-500 gr de calabaza;

-aromas y especias al gusto;

-Sal al gusto;

-1 L de aceite de semillas para freír;

Corta la calabaza en palitos y déjala secar en el horno a 80/100 ° durante unos 45 minutos. Pasarlos por las especias y aromas previamente mezclados y luego sofreír unos pocos a la vez. Consumir aún caliente.

  1. Panqueques de calabaza

Ingredientes: (6 panqueques)

-100 gr de calabaza cocida;

-70 gramos de harina;

-70 gramos de leche;

-1 huevo;

-1 cucharada de azúcar;

-1 cucharadita de levadura;

-especias al gusto;

Mezcle los ingredientes líquidos primero y luego agregue los secos. Una vez que tengas una mezcla homogénea, cocínala en una sartén antiadherente ligeramente engrasada con aceite o mantequilla. Consumir aún caliente, preferiblemente con una pizca de azúcar glass y canela por encima.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page