Salud

Neuritis óptica: que es, cuales son los síntomas, las causas determinantes, diagnóstico y tratamiento

Nuestros ojos realizan su función gracias a 3 elementos importantes, como son:

  • Córnea con cristalina: que concentra la luz externa hacia la retina ;
  • Retina: que transforma la luz y el color en una señal eléctrica ;
  • Nervio óptico: que transporta la señal eléctrica hasta el cerebro ;

Específicamente, este último es particularmente importante, ya que transporta señales directamente al cerebro a través de axones , segmentos de fibra nerviosa. Básicamente, estos axones están completamente recubiertos de mielina , que es un líquido que protege la estructura de la propia fibra nerviosa y permite el transporte de impulsos al cerebro.

Cuando se trata del nervio óptico inflamado, se denomina neuritis óptica .

Cuando este nervio sufre una inflamación , la mayoría de las veces cuando la mielina se deteriora provocando verdaderas lesiones internas, entonces sucede que no transmite adecuadamente las señales al cerebro , que en cambio aparecen mal , en su totalidad o en parte.

Entonces veamos: qué es la neuritis óptica, cuáles son los principales síntomas, las causas que la determinan, diagnóstico y tratamiento.

Neuritis óptica: que es

La neuritis óptica no es más que una inflamación que ocupa todo el nervio óptico , la parte de nuestro ojo que se encarga de enviar señales al cerebro y permitirnos ver correctamente todo lo que nos rodea.

Puede afectar a ambos ojos, o solo a uno, y puede durar mucho tiempo, incluso meses, actuando como una verdadera alarma ante la presencia de otras enfermedades latentes.

Neuritis óptica: síntomas

Los principales síntomas que encontramos durante la inflamación del nervio óptico pueden ser diferentes:

  • Visión borrosa o distorsionada , parcial o completamente;
  • Dolor ocular al mover los ojos;
  • Daltonismo (alteración en la percepción del color);
  • Fosfenos (destellos de luz durante el movimiento de los ojos);
  • Pérdida total o parcial de la visión ;
  • Estrechamiento del campo visual;
  • Ardiente;
  • Caída de dioptrías;

Neuritis óptica: las causas

Los principales motivos que pueden generar inflamación del nervio óptico son 3 y en base a estos se dirá neuritis :

  • Neuritis óptica parainfecciosa

Cuando el Sistema Inmunológico está combatiendo una infección activa y afecta principalmente a los niños durante el sarampión, paperas, varicela, etc … volviendo a la normalidad unos meses después;

  • Neuritis óptica infecciosa

Cuando el sistema inmunológico se activa sin la presencia de ninguna infección. A menudo se asocia con sarcoidosis y a menudo se requiere tratamiento con esteroides para debilitar el sistema inmunológico y su ataque;

  • Neuritis óptica no infecciosa

Cuando no existe una causa, se denomina neuritis óptica idiopática;

Neuritis óptica: diagnóstico

La neuritis óptica es fácilmente diagnosticada por un especialista, como un oftalmólogo , que realizará exámenes de diferente tipo:

  • Agudeza visual;
  • Campo de visión;
  • Capacidad para leer una tabla específica;
  • Control de la retina y discos ópticos;

Pero también existe otra prueba ampliamente utilizada para el diagnóstico de neuritis óptica : el potencial evocado visual (PEV) . Implica analizar la reactividad del nervio óptico mientras el paciente observa haces de luz simples .

En ocasiones también se realizan resonancias magnéticas o análisis de sangre para determinar con certeza si esta inflamación ha sido provocada por una enfermedad autoinmune diferente , como la esclerosis múltiple.

Neuritis óptica: cura

Suponemos que la neuritis es una inflamación que tiende a curarse por sí sola. Evidentemente, sin embargo, se requiere un tratamiento en casos avanzados, a base de esteroides en tabletas o inyecciones intravenosas.

Estos tratamientos se utilizan para acelerar la recuperación completa en los casos en que la visión está muy comprometida y es necesario volver a la normalidad lo antes posible. Esto se debe a que se evita el uso, aunque no prolongado, de los mismos, debido a sus molestos efectos secundarios.

Por tanto, se trata básicamente de amortiguar los efectos momentáneos de esta infección, hasta la vuelta a la normalidad que casi siempre ocurre, salvo en los casos más graves y obviamente en función de las causas que pueden dar lugar a diferentes tipos de complicaciones:

  • Atrofia óptica: se trata de daños permanentes que, lamentablemente, no pueden retroceder de ninguna manera y afectan tanto a la percepción del color, la nitidez, el espacio o la percepción del simple movimiento;
  • Recaídas de neuritis óptica: las recaídas son muy probables, especialmente para el ojo que aún no ha presentado ningún síntoma. Según el ONTT (Optical Neurothy Treatment Trial), el 28% de los pacientes que ya han tenido neuritis óptica pueden recidivar en los próximos 5 años y el 35% en los 10 años, con síntomas incluso peores que la primera vez ella apareció;
  • Esclerosis múltiple: algunos estudios han encontrado que las personas que han tenido neuritis óptica aguda en el pasado pueden desarrollar una forma más o menos grave de esclerosis múltiple durante los próximos 10 años. Es una enfermedad autoinmune que afecta al sistema nervioso central, al cerebro y por supuesto a toda la columna. No siempre sucede, pero sigue siendo una de las posibilidades;

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page